Índice de reproducción cromática (CRI)

Un índice de reproducción cromática (CRI) es una medida cuantitativa de la capacidad de una fuente de luz para revelar fielmente los colores de varios objetos en comparación con una fuente de luz ideal o natural. Las fuentes de luz con un CRI alto son deseables en aplicaciones de color crítico, como el cuidado neonatal y la restauración artística.

Reproducción de color: Efecto de un iluminante sobre la apariencia del color de los objetos mediante la comparación consciente o subconsciente con su apariencia de color bajo un iluminante de referencia.

Numéricamente, el valor CIE Ra más alto posible es 100 y solo se le daría a una fuente cuyo espectro sea idéntico al espectro de la luz del día, muy cercano al de un cuerpo negro (las lámparas incandescentes son efectivamente cuerpos negros), cayendo a valores negativos para algunas fuentes de luz. La iluminación de sodio de baja presión tiene un CRI negativo; las luces fluorescentes varían desde aproximadamente 50 para los tipos básicos, hasta aproximadamente 98 para el mejor tipo de fósforo múltiple. Los LED típicos de color blanco tienen un CRI de 80 o más, mientras que algunos fabricantes afirman que sus LED alcanzan un CRI de hasta 98.